RUS Buenos Aires. Todos somos cartoneros

Contexto. Buenos Aires

En el caso concreto de Buenos Aires nos encontramos con un fenómeno que consideramos esencial para entender la realidad de los residuos y la conflictividad social en Latinoamérica: la recolección y separación informal de residuos y sus protagonistas: los cartoneros[ref]Nombre popular con los que se conoce en Argentina a los recolectores informales de basura por las calles.[/ref]. Esta relación de conflictividad latente entre “sociedad” –entendida como habitantes del centro de la ciudad y por ello productores de basura– y “cartoneros” –entendidos como agentes marginales fuera de la sociedad que consideran la basura producida por la sociedad como recurso vital– es clave para abordar cualquier tipo de aproximación hacia la recolección informal en Buenos Aires. La mayoría de los habitantes de la ciudad actúan con enorme desconfianza frente al fenómeno, incluso a veces con desprecio. Después de nuestra experiencia podemos confirmar que esta realidad se asienta en el desconocimiento.

El fenómeno cartonero ha sido objeto de numerosos estudios[ref]De los desechos a las mercancias. Una etnografía de los cartoneros. Pablo Schamber. Editoral SB. 2008.[/ref] y se ha abordado desde múltiples perspectivas, en especial desde la crisis de 2001 cuando el cirujeo[ref]Recolección y clasificación de residuos para su posterior venta como medio de subsistencia.[/ref] se convirtió súbitamente en una forma de sustento para miles de familias. Un ejército invisible de personas recorre las calles de la ciudad todas las noches rebuscando en la basura y recolectando material –sobre todo cartón y plástico–, para venderlo a empresas recicladoras y poder sobrevivir. El precio del kilo de cartón varía según la demanda y la oferta, y lo fijan las empresas recicladoras. Frente a la incineración y los rellenos sanitarios[ref]Acopios de residuos enterrados a las afueras de la ciudad.[/ref] realizados históricamente en Buenos Aires, los cartoneros son el primer eslabón en la cadena de la reutilización y el reciclaje. Representan otra manera de afrontar la gestión de residuos, cuya responsabilidad no asume directamente el gobierno municipal.

El cirujeo se practica mayoritariamente de manera individual, al margen de la municipalidad, y sin ninguna proyección elaborada de estructura laboral ni protección social. Existen algunas excepciones en forma de cooperativas que aglutinan a grupos de cartoneros, que se autoorganizan para hacer más digna su tarea diaria y a la vez para exigir sus derechos frente a las instituciones. Es el caso de El Ceibo, una cooperativa que opera en el centro urbano con la que trabajamos en este proyecto.

Proyecto. Todos somos cartoneros

El objetivo principal del proyecto consistía en la valorización y visibilización del fenómeno de la recolección informal en Buenos Aires y sus protagonistas, los cartoneros. Se pretendía abordar esta realidad no como “objeto” de estudio sino como “plataforma” de acción, acercarse a la experiencia urbana de los cartoneros y a su carácter itinerante y efímero. Subyacía la idea de que todos somos cartoneros. Este lema desactivaba la dicotomía cartoneros vs. sociedad e implicaba a todos en la clasificación de basuras, planteando la necesidad de fomentar la separación  de residuos en origen: todos deberíamos ser cartoneros dentro de nuestras casas.

Cualquier intento por definir la figura del cartonero acabaría resultando reduccionista y mostraría solo un aspecto subjetivo de la realidad. Sin embargo una serie de aspectos comunes vinculan la recolección informal con dos elementos que actuaron como motores del proyecto: la experiencia urbana directa –deriva– y el objeto material –basura que no es basura–. Por un lado pretendíamos acercarnos a la experiencia urbana de los cartoneros. Nos interesaba profundizar en el tipo de relaciones que se generan al actuar informalmente en el medio urbano e implicar a los viandantes más allá de la contemplación para hacerles partícipes de la acción. Por otro lado, se trabajó con el cartón como material de posibilidades constructivas e interactivas, se interactuó con él como material útil con valor de uso.

El proyecto se articuló en torno a una serie de acciones en el espacio público de Buenos Aires y en paralelo se llevaron a cabo otras actividades complementarias:

Acciones urbanas: Todos somos cartoneros
Costanera Sur, La Boca, Pl. de Mayo y Pl. de Houssay.

Se realizaron cuatro acciones urbanas que consistieron en la transformación de los distintos espacios urbanos mediante construcciones e invasiones de cartón que generaban nuevos recorridos y posibles usos. Fueron efímeras y fomentaban la interacción desde una perspectiva cómplice y fuertemente lúdica. Todo el cartón con el que se trabajó fue donado por la Cooperativa de cartoneros El Ceibo.

Guía Cartonera: Cartón y más
Marzo 2009. Publicación. 1.000 ejemplares.

Se elaboró una Guía del cartonero titulada Cartón y más. ¡Cooperativizate! en colaboración con Eloísa Cartonera, editorial que trabaja con cartoneros en el barrio de La Boca. Se hizo una tirada de 1.000 ejemplares que se repartieron en la ciudad, en su mayoría entre cartoneros. La publicación contiene información sobre cooperativas, leyes e información sobre residuos, así como datos de contacto y procedimientos para crear una cooperativa desde cero. Se trata de un documento accesible y dirigido a los cartoneros, que les anima a juntarse para organizarse mejor, dignificar su trabajo y conseguir un reconocimiento oficial. Incluía también un cómic ideado por Washington Cucurto que narraba la historia de un cartonero en su lenguaje coloquial.

Rally de los Residuos
Consistió en un viaje interurbano en ómnibus por diferentes lugares relacionados directamente con la basura y con la gestión de los residuos en la ciudad de Buenos Aires. Se visitó el relleno sanitario gestionado por el CEAMSE en José León Suárez y el centro de acopio en Retiro de la cooperativa El Ceibo. Dos modos de hacer completamente diferentes frente a la problemática de los residuos. El primero, más institucional, se centraba en cómo solucionar a posterori dicha problemática, estudiando posibilidadades para su desaparición. El segundo era una inciativa de autorganización promovida por los propios recolectores para dignificar/exigir reconocimientos laborales. Este viaje o rally se realizó en colaboración con el colectivo multidisciplinar Rally Conurbano y contó con la presencia de diferentes expertos.

En el Centro Cultural de España en Buenos Aires se realizó una exposición a modo de punto de información durante las tres semanas posteriores con el registro de todo lo que había sucedido en el proyecto y la recopilación de todos los materiales producidos –guías, pósters, pegatinas, vídeos…–.

 

MATERIALES
Cartón
FECHAS
Ejecución: 13-20 marzo de 2009
Producción: 1-12 marzo de 2009
Viaje Previo: diciembre 2008
COLABORADORES LOCALES
a77
Arquitectos que trabajan con materiales reutilizados.
Rally Conurbano
Grupo multidisciplinar que trabaja en la exploración y experimentación sobre tiempos y espacios públicos conurbanos.
Eloísa Cartonera
Editorial cartonera donde publican emergentes escritores latinoamericanos.
Coop. El Ceibo
Cooperativa de cartoneros que recorre las calles del barrio de Palermo. ACTIVIDADES
Acciones Urbanas "Todos Somos Cartoneros"
13, 15, 17 y 18 de marzo de 2009. Costanera Sur, La Boca, Pl. de Mayo y Pl. de Houssay.
Guía Cartonera: Cartón y más ¡Cooperativizate!
Marzo 2009. Publicación. 1000 ejemplares.
Rally de los Residuos
Viaje en ómnibus. 17 de marzo de 2009. DOCUMENTACIÓN EN VÍDEO
Lucrecia Frassetto y Bruno Mogni
[www.basurama.org/b09_rus_buenos-aires]
DOCUMENTACIÓN FOTOGRÁFICA
Flavia López
Web de RUS Buenos Aires. Todos somos cartoneros
»

Comments RSS feed for this post.

Leave a comment