RUS Quito I. Diálogo con la comunidad.

El sur de Quito y el Pichincha

Quito es una ciudad lineal, fácil de orientarse por la presencia al oeste del enorme volcán Pichincha. Marcada fuertemente por la separación física y simbólica entre el norte y el sur, separados por el Monte del Panecillo, justo en el centro histórico. Una separación social y cultural muy fuerte. El norte apenas se relaciona con el sur y viceversa.

Este es el contexto inicial en el que se está desarrollando RUS Quito, un proyecto que consiste en la construcción/acondicionamiento de un espacio de carácter público donde se favorezca el intercambio social y cultural entre diferentes agentes. Para ello estamos trabajando con el colectivo de arquitectos Al Borde en la ideación y construcción del espacio a partir de material desechado y con Tranvía Cero, que han gestionado la relación con la comunidad, ya que el proyecto se enmarca dentro del Encuentro de Arte Urbano AL ZUR-ICH 2011 que organizan ellos y que tiene como marco el arte urbano y la comunidad. Se están llevando a cabo otros siete proyectos, principalmente de artistas ecuatorianos.

El objetivo inicial era provocar un marco global de cooperación entre agentes diversos que habitualmente no trabajan conjuntamente. En un plano diferente también se planteaba un cruce entre el “Norte” y el “Sur” de Quito, entendidos ambos términos en un sentido literal y conceptual. Se trata de generar conexiones entre ámbitos urbanos que habitualmente son independientes y permanecen estancos. Un intercambio cultural en dos direcciones de aprendizaje mutuo. Aunque se mantiene la idea básica de intercambio cultural, este objetivo de cruces entre el “Norte” y el “Sur”se ha modificado y adaptado al entrar en el proyecto un actor importante: la “comunidad” que gestiona el espacio de la intervención.

La primera semana ha consistido en elegir este lugar, un espacio abierto al barrio (pero cerrado con vallas) gestionado por una comunidad de un barrio al sur de Quito, la Ferroviaria Alta. Se trata del centro cultural Pacha Callari, un pequeño proyecto cultural construido y autogestionado por los propios vecinos del barrio donde se imparten clases de danza folclórica, música y una escuela de arte. Por falta de tiempo, al tratarse de un proyecto intensivo de tres semanas, no se pudo concretar el proyecto inicial en La Mena 2 (otro barrio al sur) con una historia interesante de luchas vecinales y tradición inmigrante.

A partir de ahí, se realizaron dos transparentes jornadas de diálogo con la comunidad, con los que gestionan y usan el centro cultural. Se habló de deseos, de sueños, de futuro y sobre todo de pasado e identidad. Se evitó preguntar directamente ¿Qué necisidades tienen? y en cambio indagar a cerca de ¿Quiénes sois?. Se elaboraron dinámicas para conocer cómo se relacionan con el barrio, qué percepción tiene el centro cultural desde los otros vecinos, la necesidad o no de abrirse a todos, la ilusión de consolidarse una referencia de autogestión cultural en la ciudad y afloró el clásico miedo de la inseguridad, la necesidad de vallar el espacio, etc.

Al participar en el festival AL ZUR-ICH (arte y comunidad) sumado al deseo de  apropiación y continuidad del proyecto hacen de RUS Quito el primer proyecto de la serie de RUS que trabaja directamente con una comunidad que no sea de artistas o de recicladores. Pero, ¿qué es exactamente ” una comunidad”? ¿qué significa trabajar con “la comunidad”? ¿qué papel tiene el arte en este tipo de proyectos procesuales? ¿y la arquitectura?. Muchas preguntas por responder en el proceso y muchas más por generar.

También durante esta primera semana hemos estado trabajando en la consecución de basura, es decir, los materiales para la construcción física del proyecto. Como siempre, en latinoamérica encontrar basura no es fácil, ya que casi nada es basura y todo se vende. Gracias a la gestión de Mundo Juvenil, que ya tenía contactos con empresas con excedencias de material debido a un taller realizado hace unos meses con Santi Cirujeda y los Makea, pudimos conseguir un pequeño abanico de posibilidades. Finalmente se ha decidido trabajar con lona (de publicidad y de un castillo hinchable) y madera sobrante de una empresa de columpios (palets y madera variada).

Manifestación por la cornisa|29 Marzo 12:00h Vistillas

Parece que el proyecto de urbanización y destrucción del paisaje de la cornisa de Madrid sigue su proceso burocrático. Tal como informábamos en un anterior post, el Plan Parcial de Reforma Interior ha sido aprobado en pleno del Ayuntamiento lo que permite al Arzobispado de Madrid, cuando se acaben los trámites oportunos en los que en la práctica ya nadie tiene ni voz ni voto (si es que alguna vez alguien los ha tenido), construir 25.600m2 de edificios en pleno parque de la cornisa afectando gravemente al paisaje de Madrid y cementando 15.000m2 de zonas verdes.
El territorio, la naturaleza y el paisaje están en peligro en nuestra sociedad del crecimiento a toda costa. Y con actuaciones como esta se demuestra también, tal y como explica José Fariña (Catedrático de Urbanística y Ordenación del Terrritorio por la UPM) en su blog, la falta de herramientas legales para proteger los entornos urbanos con alto valor paisajístico. Por este motivo y aunque por parte de las asociaciones movilizadas para proteger el Parque de las Vistillas se haya presentado un recurso contencioso administrativo que trata al menos de parar por vía judicial este atentado contra el patrimonio cultural de Madrid, sigue siendo la movilización ciudadana la herramienta clave para enfrentarse a este tipo de atropellos con ciertas posibilidades de éxito.
Existen varias asociaciones de vecinos que están organizándose por este motivo (www.parquedelacornisa.org) y que están llevando a cabo acciones como la recogida de firmas o las concentraciones en el entorno de San Francisco el Grande. Desde aquí­ queremos invitaros a participar en la próxima manifestación el domingo 29 de marzo que está convocada para las 12 de la mañana (atención al cambio de hora) en el propio Parque de las Vistillas. Es nuestra única posibilidad para salvar nuestro paisaje natural y cultural.
Manifestación 29 de Marzo

A-dios a la cornisa

El pasado 27 de febrero de 2009 se aprobó en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid el Plan Parcial de la Cornisa de San Francisco. Cualquiera que tenga conocimiento histórico de este lugar de Madrid podría esperar que ese plan estuviera dedicado básicamente a proteger un entorno privilegiado de la ciudad y una zona que enamoró a grandes artistas como Goya.

La Pradera de San Isidro - Francisco de Goya - Fuente Wikipedia

La Pradera de San Isidro - Francisco de Goya - Fuente Wikipedia

Pero nada más lejos de la realidad. Resulta que el Ayuntamiento (propietario del suelo y gestor de ese patrimonio de todos los madrileños) ha llegado a un convenio con el Arzobispado de Madrid para ‘regalarle’ 25.000 metros cuadrados de edificabilidad, esto es, la capacidad legal de construir edificios en ese paraje cuya suma de sus superficies sea esa cifra (ya están pensados varios edificios, que serán propiedad de la Iglesia y que tendrán hasta 4 plantas de altura). A cambio de distorsionar para siempre el paisaje de la ciudad, el Arzobispado entregará al Ayuntamiento 6.000 metros cuadrados de equipamientos construyendo un polideportivo y una escuela infantil.
Fuente El País
Para evitar excesiva contestación ciudadana, esta ‘tropelí­a urbanística’ (como la ha calificado la oposición en el Ayuntamiento) se vota favorablemente por la mayoría absouta del PP argumentando que es bueno para los vecinos pues tendrán dos equipamientos nuevos necesarios en el barrio. Los vecinos están tan contentos con este plan parcial que han creado una plataforma de contestación y protesta (www.cipreses.net) que está organizando diversas actividades para exigir que se proteja la cornisa de Madrid y que no se utilicen sus necesidades para tratar de ocultar una operación meramente especulativa como ésta.

Desde aquí­ mostramos todo nuestro apoyo a esta iniciativa ciudadana para tratar de proteger lo que es de todos de la avaricia de unos pocos que cuentan con la connivencia de aquellos representantes de la ciudadanía que creen que una mayoría absoluta es un cheque en blanco para hacer y deshacer a su antojo, aún a costa de afectar irreversiblemente al patrimonio de todos.
Más info El País, ABC, etc

Con.curso Caja de herramientas

arquisocial.org

Hay que generar un debate sobre la posibilidad de una arquitectura autónoma: ¿es posible una disciplina arquitectónica que no pase por la figura del promotor público o privado y aluda directamente al usuario o usuaria final de los espacios?

Para ello se propone la elaboración de propuestas que formen parte de una caja de herramientas en código abierto: una biblioteca de soluciones genéricas basadas en el reciclaje que permita la evolución de sus propuestas a través del tiempo mediante la inteligencia colectiva de sus usuarios en un concurso abierto, estructurado en dos modalidades distintas: Espacios Genéricos y Espacios Autónomos.

http://www.arquisocial.org/tiki-read_article.php?articleId=162

Aquí­ las bases del con.curso. Hasta el 31 de junio.


Actualización

por motivos organizativos se aplaza la fecha de entrega del concurso al día 30 de Septiembre. […] Se va a crear una lista de correo para gestionar toda la información del mismo de cara a los concursantes. Si estás interesado o interesada en formar parte de la misma escribe un correo a [email protected]

Read More

Sanchinarro=Parí­s

Sanchinarro-Paris

Comparadas a la misma escala y vista de pájaro la plaza L’Etoile en Parí­s (izquierda) y las superrotonda de Sanchinarro (derecha) se aprecia que son de tamaño similar pero en contextos muy diferentes. La primera está en la zona centro de una gran ciudad donde concurren 12 avenidas, entre ellas los Campos Elí­seos, y constituye un espacio libre dentro de una trama densa de ciudad consolidada y compacta. A la rotonda de Sanchinarro, un barrio en construcción al noreste de Madrid, acometen 4 grandes grandes calles en un modelo de ciudad de manzana cerrada y de baja densidad. Un barrio diseñado para desplazarse en transporte privado y que tiene como monumento esta magnífica megarotonda para el que le guste dar vueltas con su coche.

Arcos del tirunfo. Par�s Sanchinarro

La rotonda de Parí­s está coronada en su centro por el conocido Arco del Triunfo y la de Sanchinarro por un edificio singular icónico que es también un arco-monumento. Y es esta arquitectura de prestigio una cortina de humo que oculta la desoladora realidad del resto de edificios que lo rodean. El edificio de MVRDV se constituye como un hito mediático, el referente a la hora de hablar de Sanchinarro, y nos oculta la realidad que lo rodea. Como reflexiona Ramón López de Lucio, experto urbanista:

“envueltos en una creciente parafernalia mediática, funcionan como auténticas “pantallas” para ocultar las anteriores realidades [la urbanización como objeto de consumo] ”frente a la opinión pública, los ciudadanos o los estudiantes de arquitectura”, erigiéndose en objetos reverenciales ante cuyos inmaculados altares se expí­an (y se olvidan) tan incómodas evidencias.”

Esto es parte de la ponencia de hoy miércoles 16 de enero de 2008. Basurama participa dentro del ciclo de conferencias del taller “Condiciones metropolitanas contemporáneas” que organiza paisaje transversal en la ETSAM a partir de las 16.00h.

Foto de Sanchinarro de: almarmon1 flickr.com/photos/almarmon1/74165097/