¿Qué es lo más curioso que habéis encontrado en la basura?

Ha llegado a nuestras manos un catálogo de la exposición Bombay Sapphire ‘Design Exhibition’, comisariada por Javier Mariscal. La exposición es más o menos una selección de diseños que han pasado a la historia, casi todos archipublicados y archiconocidos. El catálogo no tendría mayor interés para nosotros de no ser por este objeto, de nombre Uten.silo:

utensilo_mariscal

Se trata de un mueble para ordenar cubiertos y otros instrumentos de cocina, diseñado por Odrote Becker e Ingo Maurer en 1969. Lo mejor de todo es lo que Mariscal escribe de este objeto:

“Muchos de los que nos compramos esta pieza en los setenta, la arrinconamos en los noventa, y ahora nos gustaría saber en qué contenedor la tiramos o en qué desván la abandonamos para recuperarla, para volverla a colgar en la pared de nuestro estudio y poder despejar por fin la mesa. Porque en ella cabe de todo, porque todo está a mano y ordenado. Porque es irrompible, porque nunca ha pasado de moda, porque es un derroche de sentido común.”

Debe ser cierto lo que dice porque nosotros en su día nos encontramos un ejemplar tirado en la basura, aunque hasta ahora (al menos yo) no sabíamos que fuera un “objeto de diseño”.

En fin, Javier, muchas gracias por propiciar esta historia que nos va a permitir responder a la dichosa pregunta de qué es lo más curioso que nos hemos encontrado en la basura, que tanto nos hacen. En serio, mil gracias, pero no nos pidas que te devolvamos el mueble, que no vamos a hacerlo. Es superútil.

utensilo_basuram�stico

You may also like

7 comments

  • juan 24 marzo, 2008   Reply →

    hay que reconocer que es una pieza muy chula pero las cucharas y las cucharillas se nos cuelan por detrás y acaban en el suelo…
    por cierto manu ¿no tenías otra foto más molona?
    que van a pensar nuestros padres ..

  • alnank 24 marzo, 2008   Reply →

    oye!
    que yo también encontré una y dije en “el país” que era de Verner panton (que no Werner, querida elsa)… maldita sea!
    http://www.elpais.com/articulo/cultura/basura/siempre/parece/elpepicul/20060914elpepicul_4/Tes

    y que, por si fuera poca mentira, la primera, costaba 1500 dolares en el Moma… maldita sea! (al menos por internet cuesta 295 US$)
    http://modernseed.stores.yahoo.net/utstsy.html

    pero bueno, el caso es que tuvimos uno en el pasillo que, en cuanto se cayó una vez, saltó hecho añicos como nuestros corazones.

    Firmado: alberto nanclares (que no alberto nanclaires, querida elsa…)

  • allida 24 marzo, 2008   Reply →

    Hola,

    Soy la peliroja americana con quien hablastéis hoy en la calle a las 18:30. Me encanta el sitio y vuestros proyectos. Mi madre (y antiguamente yo también) participa en una organización que recoge basura de empresas, fabricas, y lagente para re-venderla a la gente para que puedan hacer proyectos de arte, o lo que sea. El lugar se llama “The Scrap Box” (traduce literalmente: la caja de trastos). La motivación del sitio es reciclaje y re-utilización de restos, pero ellos en general hacen sus trabajos con un enfoque menos al lugar de la basura en el mundo global y urbana, y más como un lugar de creatividad y recuperación.

    Os dirijo a su sitio en la red (creado por mi madre 😉 )
    http://www.scrapbox.com

    –allida

  • juan 25 marzo, 2008   Reply →

    Muchas gracias allida, le echaremos un vistazo a ver qué tal!
    Por cierto que ya han desaparecido todos los muebles así que al final hoy no nos pasaremos a comer por el solar..
    Un abrazo y hasta otra!

  • allida 25 marzo, 2008   Reply →

    ¡Que pena! ¡Que exito! …pero había sido muy guai comer allí­. Casi me fuí­ para mirar si estuvieséis, pero al final no me daba tiempo por la hora de mi descanso.

    Por el más curioso que he encontrado en la basura, digamos basura que era al lado de la calle o en un callejuelo, probablemente sería mi mesa redonda que usaba en mi casa en Chicago. Una gran mesa de comedor con toques tradicionales y hecha de buena madera de arce. faltaba la hoja por elongarla, pero mi piso era pequeño. Supongo que eso no es raro ni curioso, pero es mi cosa favorita de la basura. La vendé cuando vine por España.

    Otras cosas que no encontré, ni son realmente cosas son mis antiguas gatitas. Un amigo de un amigo encontró gatitas gemelas en la basura una noche y los rescató pero cuando se casó, su mujer insistió que él las echara, y despues yo era el dueño temporal por casi tres años. Les encontré casas antes de venir aquí­. Pero la gente en España no suelen tener gatos de mascota, entonces tal vez no suena tan raro.

  • Angel de Olavide 26 marzo, 2008   Reply →

    Hola

    Precisamente el lunes publiqué un post sobre la movida del solar de la calle de Fuencarral. No tenía ni idea del asunto e interpreté la cosa lo mejor que supe. No se si acerté
    Un saludo

    Aqui está el enlace
    http://elangeldeolavide.blogspot.com/2008/03/basuras-arte-y-madrid.html

  • juan 27 marzo, 2008   Reply →

    Hola Angel,
    ya había leido tu post, nos hizo mucha ilusión ver que alguien había pasado por allí­ y había reflexionado sobre el tema.. y además está bien expresado.
    en realidad fue una acción muy precipitada (los mueble slos recogimos esa misma mañana) por lo que el discurso no estaba muy articulado pero básicamente queríamos demostrar que hay muchas cosas que se desprecian cuando tienen un valor tremendo. Y no solo por los muebles sino por el espacio abandonado del solar (un lujo tener ese espacio vacío en una ciudad tan comprimida como Madrid).
    un saludo y a ver si coincidimos en mas sitios.

Leave a comment