RUS México. Haga su propio carrito

Acción / RUS / Taller
México D.F., México
2008

Más fotos

Contexto

En México DF, donde el automóvil es el medio principal de transporte, también existen miles de comerciantes ambulantes que utilizan carritos autoconstruidos para moverse por la ciudad: tamaleros, vendedores de jugo, taqueros, limpiabotas, vendedores de mercancías diversas… y además, los clasificadores informales y formales de la basura, llamados en México pepenadores. En la construcción de estos carritos se puede apreciar gran sabiduría popular que en ocasiones se ve coartada por tener que estar al servicio de una serie de usos muy reducidos: compra-venta, cocina, almacén, acarreo, etc.

Los pepenadores, por el hecho de ir paseando la basura a la vista de todos, se convierten en un elemento fundamental para configurar un paisaje urbano alejado de la visión “limpia” que siempre quiere ofrecerse de las ciudades “desarrolladas”, retórica que esconde la máxima de “una ciudad limpia es la base para una mala gestión de los residuos”. El sistema que tienen de recoger los residuos (a pie de calle, cobrando por ello, etc.) es más cercano, y humano. Ambos factores son muy interesantes en un hipotético programa de reducción del consumo: cuando los residuos se ven, se palpan y se pesan, se tienen más en cuenta.

La basura del DF

El sistema de recolección de basuras de la Ciudad de México presenta unas características muy concretas y complejas, pero que funciona tan eficientemente como los sistemas desarrollados. A nivel ecológico la minuciosa separación que realizan todos los recolectores informales hace que el sistema de reciclaje —y, por tanto, de reducción de los residuos— del DF sea mucho más eficaz de lo que podría ser contando sólo con el presupuesto del Gobierno del DF, que se apoya abiertamente en este sistema informal. De este modo se consigue la reutilización y el reciclaje de aproximadamente un 15% de los residuos.

La venta en los tianguis (rastrillo de objetos de segunda mano, según la jerga mexicana) de lo recuperado evita la puesta en vertedero de muchos materiales que aún pueden ser útiles, lo que convierte a los propios pepenadores en una auténtica red de reutilización de materiales y muebles. Se calcula que en México D.F. trabajan unos 15.000 pepenadores.

Proyecto RUS México. Haga su propio carrito

El objetivo de este proyecto era poner en valor la labor ecológica, social y urbana del pepenador, mostrando los diferentes elementos que componen el ciclo de la basura en México DF. Se trataba de contraponer mediante la acción el uso de estrategias de bajo consumo, como es el uso de los carritos de los pepenadores y de los comerciantes ambulantes, con el uso extendido del transporte privado, que viene a ser el máximo exponente de la contaminación del aire en la ciudad.

El proyecto se desarrolló en el FARO de Oriente, un centro de artes y oficios situado en Iztapalapa, una delegación en el sureste de México DF. De esta manera tuvimos la posibilidad de poder colaborar con la comunidad de artesanos y usuarios del FARO, así como hacer uso de su nave-taller. Nos trasladamos a vivir a la residencia del centro para llevar a cabo el taller de ideación y construcción colectiva de carritos.

Se desarrollaron prototipos de carritos de usos distintos a los habituales, de modo que estos puedan ser percibidos por aquellos que generalmente no les prestan atención. Se contó con la colaboración de Eloísa Ávila, diseñadora industrial, que por su conocimiento de la ciudad y especialización en reutilización de materiales, resultó crucial para el desarrollo del proyecto.

La chatarra utilizada para la construcción de los carritos provino de la colaboración con Osvaldo “Pato” Avilés, el pepenador ‘oficial’ del FARO, que nos ayudó a comprar y transportar la chatarra del depósito para el que trabajaba en el barrio de Loma Bonita (Nezahualcoyotl). El resto de de material y componentes provino del Tianguis de El Salado o de Santa Martha Acatitla, que se celebra cada miércoles alrededor del FARO.

El taller comenzó con una clase de Osvaldo contando su experiencia como clasificador informal y sobre la construcción de su carrito. En una segunda fase se definieron los carritos que se iban a construir en función de las necesidades de los participantes, como era el caso de una radio portátil para Radio FARO o un taller de reparaciones de bicis portátil para el colectivo Bicitekas. La documentación que estábamos realizando paralelamente sobre los carritos que distintos oficios utilizan en la ciudad: comerciantes ambulantes además de toda clase de trabajadores informales y formales de la basura, ayudó a la hora de elaborar las propuestas. Generalmente son carritos autoconstruidos y basados en un diseño popular y vernáculo, mil veces repetido y mil veces reinventado. Nuestra propuesta iba a ser un paso más en todo ese proceso.

Posteriormente se organizó una marcha con los carritos finalmente construidos hasta el Zócalo capitalino, 16,6 kilómetros por las calles del DF hasta su centro compartiendo la calle con el tráfico de los automóviles. Se trataba de una invitación a vivir la ciudad de un modo diferente y mostrar otras formas de recorrerla. Un paseo festivo y reivindicativo a pie que duró todo el día y que se aprovechó para poner en marcha una campaña de comunicación con pegatinas y posters en contra de la supremacía del automóvil en la ciudad. El hecho de que la marcha coincidiera con los fastos de celebración del día de la independencia hizo que la llegada al Zócalo tuviera una acogida festiva y multitudinaria. Los carritos quedaron aparcados en el CCEMX a la espera de ser exhibidos en la exposición.

Para la inauguración de la exposición, realizada en el CCEMX, se invitó a diferentes pepenadores de Nezahualcoyotl, para que presentaran conjuntamente sus carritos de pepenador con los carritos construidos en el taller del FARO. Se organizaron carreras de carritos en la calle Guatemala, donde está situado el centro cultural, y otras actividades para que el público se acercara a los pepenadores y a sus carritos. Se promovía que el público pudiera compartir con ellos saberes y vida, no desde un punto de vista espectacular, si no desde el encuentro en un ambiente distendido, lejos de sus trabajos y de su habitual posición en la ciudad.

 

Más información

Planos y fotos de carritos construidos.

Carritos de México: Recopilación de fotos de las diferentes tipologías de carritos que pueden encontrarse en México D.F.

Terminología básica de los agentes de la basura de México D.F.