Cualquier plástico dura más que un amor eterno

In Love We Trash / Instalación
Gdansk, Polonia
2013
Bolsas de plástico. Material de embalaje. Plástico.

Más fotos

Cualquier plástico dura más que un amor eterno, en cualquier cuento se deberían poder pedir deseos: convertir calabazas en carrozas o piedras en tartas de fresa y nata…o convertir plásticos desechados en un castillo de cristal en el que jugar.

IN LO<3 WE TRASH es un proyecto que quiere hacer visible el impacto social y ambiental de la dualidad Consumo / Deshechos. El objetivo es aumentar la conciencia sobre la producción de deshechos y proveer un mejor entendimiento del deshecho como recurso. Creemos que es esencial hacer visible aquello que está oculto o ignorado, como un primer paso hacia la conciencia social.
En el caso de In Lo<3 We Trash Gdansk el origen del material empleado fue doble, por un lado plásticos procedentes del montaje de la exposición anterior a la nuestra en el reciento Amberexpo, plásticos que cubrían moquetas, stands y demás enseres…. kilos de plásticos ya almacenados para ir al vertedero. Y por otro lado, plásticos y bolsas de la compra provenientes del vertedero de Szadolki.

El Łaźnia 2 centro para el arte y la educación situado en la zona de Nowy Port, nos acogió y nos cedió un espacio de trabajo que compartimos con voluntarios y estudiantes universitarios. Durante la primera semana se realizó el diseño, patronado, cortado y pegado de los infinitos plásticos que compondrían el inflable. La abstracción, el sonido del celo al cortarse y la precisión dominan los talleres, pero también la creatividad y la imaginación.

Una vez terminadas todas las piezas nos trasladamos al lugar de intervención, Amberexpo, centro de exposiciones en el que se celebrara el Festival Re:Miasto (Re-City) cuyo objetivo era presentar modelos para un nuevo sistema de gestión de residuos en Polonia, y hacer énfasis en la necesidad de reducir la producción de los mismos en la sociedad de consumo actual. El Festival mantenía la estructura de ciudad y nosotros disponíamos de 150m2 para realizar una intervención que aunara reutilización, creatividad y arte, pero integrando el aspecto urbano.

Trabajamos en la concepción y creación de un espacio de juego, de posibilidades, con rincones en los que estar y espacios en los que compartir, un Castillo de Cristal inflable, un espacio dentro de la ciudad, que se relaciona con ella a través de esa fragilidad plástica,  pero que al mismo tiempo nos distanciara de ella gracias a su membrana transparente. Entrar en un mundo paralelo donde nosotros somos los actores del mismo y en el cual el espacio es diseñado y usado en función de nuestros deseos, porque toda ciudad necesita un lugar en el que los deseos sean posibles.