Jordania: ecuador

Nos acercamos al ecuador de nuestra estancia en Jordania, hasta ahora preparación: ubicarse, conseguir materiales, conocer el lugar y a los voluntarios.

Hoy primer día de trabajo en el campo de refugiados de Suf en Jarash compaginado con una charla en la universidad de Jordania.

Pequeños mundos paralelos que nunca se tocan.

La globalización se manifiesta en la radiografía de los residuos: neumáticos, palets y lonas de anuncios. Podría ser Berlín, Lima o Seoúl.

Pero estamos en un campo de refugiados palestinos cerca de Ammán, que no se nos olvide.

Primer día: conocer a la gente presentarnos, compartir experiencias e ideas.

Elegir junto con los voluntarios el lugar de la intervención de los 4 posibles (escuela de chicos, escuela de chicas, centro de salud y centro de mujeres).

Por su tamaño, por su estado y por la ilusión que transmiten nos centramos en el centro de mujeres.

Segundo día: traslado de materiales y grupos: por un lado las mujeres y las lonas, por otro los hombres, los chicos y los neumaticos. Los palets los dejamos para el final. Logramos implicar a la gente en el proceso pese a las dificultades del idioma. Hay ilusión y curiosidad a partes iguales. 

Tercer día: al lío. Tenemos una agenda bastante intensa pensada para mañana. Queremos hacer un montón de cosas y es importante tener ideas para involucrar a todo el mundo (niños, jóvenes, mayores…). ¡Solo quedan tres días!

You may also like

2 comments

  • Maria_Nieves 17 mayo, 2011   Reply →

    Me encantan las fotos, muy buen trabajo, muy interesante y una nueva experiencia con una cultura aún por explorar para Basurama.

    Felicidades y espero tener más imágenes de este proyecto pronto para seguir haciéndome una idea más cercana de como sucede todo por Jordania.

    Un abrazo fuerte.
    María

  • juan 19 mayo, 2011   Reply →

    Hola María!

    qué bueno tenerte por aquí…

    la experiencia está siendo muy muy intensa, la verdad es que todo es nuevo, excitante…y agotador.

    la jauría de chavales voluntariosos que aparecen todas las mañanas (cada día mas numerosa) nos tiene totalmente desbordados…pero son muy capaces y aprenden a una velocidad de vértigo.

    los mayores son muy hábiles con el manejo de las herramientas y las señoras (menos currantes pero mucho mas delicadas y organizadas) son una delicia.

    la lengua, la comida, el humor, ciertas costumbres…

    hay algunas cosas a las que no terminamos de habituarnos como los pescozones que se van repartiendo por orden de edad: de mayores a pequeños se meten unas yoyas que te dejan tiritando

    otra cosa sorprendente es el increible buen humor y la sensación de paz que hay en Jordania, nos hemos metido en todos lados y en ningún momento hemos tenido sensación de inseguridad, mas bien todo lo contrario.

    otra cosa son los hábitos de unos y otros, retos culturales a veces difícies de entender.

    bueno lo dejo que me enrollo y mañana nos toca darlo todo para llegar a tiempo a la inaguración.

    un besazo!

Leave a comment