Apoyo para el Solar de Olivar 48. Recuperación de solares en Lavapiés

solar-lavapies_olivar48 En peligro de desalojo el solar de Olivar 48 en  Lavapiés. Un lugar ha albergado múltiples actividades para el barrio desde hace más de 6 años. Ahora el proyecto necesita apoyo para que el Ayuntamiento cumpla su promesa de cesión temporal.

Para ello se puede firmar y enviar este texto a [email protected]:

El Solar de Olivar 48 lleva más de seis años realizando actividades abiertas al vecindario y otras tareas comprometidas con el objetivo de fortalecer y reinventar el espacio público y el tejido social de Lavapiés, tan necesitado de iniciativas como esta, que incluso desde la precariedad, pero con la potencia de la imaginación y la cooperación, trabajan por mejorar las condiciones de vida en el barrio.

Por eso, por la presente, muestro mi apoyo a su permanencia y mi rechazo a su cierre.
Firmado:

Vía Laboratorio Urbano

A continuación, la nota informativa que han difundido:

La concejala delegada del Área de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid, Pilar Martínez, se comprometió, en reunión de junio de este año, a llevar a efecto la cesión del solar sito en Olivar 48, Lavapiés, para su uso temporal y en precario por los grupos de [email protected] que venían utilizándolo desde 2003. La cesión debía formalizarse en los meses posteriores a la fecha del acuerdo. A finales de septiembre [email protected] [email protected] han recibido una notificación del Servicio de Notificaciones y Embargos de lo Contencioso-Administrativo por la que la Dirección General de Patrimonio del Área de Hacienda pide al juzgado el permiso para efectuar el desalojo del solar.

Antecedentes

El Solar ocupa la parcela vacante de Olivar 48-50 desde 2003, cuando con motivo de una iniciativa en el marco de Mad03 (una muestra de artivismo en el espacio público) recibió la llave que daba acceso al recinto por parte de uno de los titulares de la propiedad, por entonces inmovilizada, por estar muy dividida y calificada como equipamiento de dotación pública en el PGOU de Madrid, por lo que su desarrollo estaba detenido a la espera de diversos trámites que aún no han culminado.

Desde entonces, el Solar ha acogido diversas iniciativas vecinales, entre las que destaca sin duda la Muestra de Cine de Lavapiés, que ha implicado al espacio durante sus seis ediciones, pero que ocupan un amplio espectro de situaciones: desde su uso como lugar de reunión y asambleas hasta la puesta a punto del espacio por grupos de trabajo y talleres de autoconstrucción efí­mera, pasando por celebraciones diversas -desde bodas a cumpleaños- por parte de [email protected] que no contaban con otro espacio que ese para hacerlo, conferencias, mesas redondas, presentaciones de libros, jornadas de consumo ecológico, habilitación de huertos urbanos, taller de bicicletas y un largo etcétera de actividades, a veces permanentes y otras esporádicas, unas lúdicas, otras comprometidas, sobre la base de un uso adaptado a la situación del espacio: precario, sin cubierta permanente,  apto solo para ciertos usos, pero siempre disponible y abierto a cualquier iniciativa vecinal o ciudadana. Lo que era una parcela yerma, sucia y vací­a se ha convertido en una experiencia singular de reutilización del espacio urbano.

Una experiencia compleja, que siempre ha mostrado sus limitaciones con modestia, sin la hagiografía que suele venir de la mano de la autopropaganda, y que ha sufrido también situaciones difí­ciles muy relacionadas con la propia dificultad de habitar un solar en Lavapiés, como su ocupación temporal por personas sin hogar, la imposibilidad de hacer uso permanente de él -condicionada por factores climáticos- o los propios desafíos que abría una experiencia de la que en Madrid no se tenía ninguna referencia previa, y que se proponía como una iniciativa experimental de reutilización de los espacios vacantes de la ciudad, en buena medida vacíos también de legalidad expresa.

Aviso de desalojo y reunión con el Ayuntamiento

En la primavera de este año, el Solar recibió la notificación de que había sido denunciado por okupación, y que el Ayuntamiento, que decí­a haberse hecho con la titularidad de la parcela, iba a proceder al desalojo.

Puestos en contacto con el Ayuntamiento, en primera instancia se nos dijo que no había nada que hacer. A continuación, aprovechando una visita a Lavapiés de la concejala delegada de Urbanismo, Pilar Martínez, se hizo entrega a esta de un dosier sobre el Solar y se le pidió una reunión.

Por esas fechas, había saltado a la opinión pública el caso del desalojo y arrasamiento de una nueva iniciativa en un solar de Lavapiés de propiedad municipal, el de Doctor Fourquet, proyecto denominado Estaesunaplaza.

La reunión con la concejala Pilar Martínez tuvo lugar el 16 de junio, con ambos solares y presencia de otros cargos municipales. En ella se acordó la cesión del solar de Olivar 48, y se aplazó una decisión firme sobre el de Doctor Fourquet, que por suerte más adelante consiguió también un acuerdo de cesión. La cesión de Olivar 48 se formalizaría a través de una asociación del barrio, para lo que se quedó en abrir un expediente que lo facilitara, quedando al cargo de este la coordinadora general de Urbanismo, Beatriz Lobón, a quien se dirigió un primer escrito con fecha de 24 de junio, y con quien se quedó en que las dificultades formales se irían resolviendo a medida que pudieran surgir. La cesión sería “en precario… hasta la fecha en que la ejecución del equipamiento que prevé el PGOU… haga incompatible… la realización de las actividades que se vienen haciendo en este solar”, como se recoge en el escrito de solicitud en
los términos acordados en la reunión.

Qué pasa ahora

Durante los meses posteriores a esa reunión, el Solar ha seguido con sus actividades normales, a la espera de que se produjera la cesión de hecho y que el Ayuntamiento se pusiera en contacto con los representantes del Solar para estos efectos.

En ese compás de espera, sorprendentemente, nos llega el aviso de desalojo, lo que manifiesta, al menos, que la decisión tomada por Urbanismo no ha sido comunicada a Hacienda, que ha proseguido con la denuncia y el objetivo del desalojo, aunque puede manifestar otros hechos: desde el incumplimiento del acuerdo por parte de Urbanismo al desacuerdo entre esta área y la de Hacienda.

En estos días los colectivos del Solar estamos tratando de aclarar cuál es la situación, pero a jueves 8 de octubre no hemos recibido ninguna respuesta que nos permita resolver este engorroso asunto, y lo único firme es la petición, para la semana que viene, del desalojo por parte de Hacienda.

Seguiremos informando, pero mientras os pedimos que, si os parece, nos dirijáis cartas de apoyo a la dirección [email protected], porque lo estamos necesitando.

El Solar de Olivar

You may also like

Leave a comment